Por si quieres
saber de nosotros

Dionisio estaba angustiado

Corría la década de los años 60 del siglo pasado. Cuando el Seat 600 era uno de los objetos más codiciados por la incipiente clase media española y la televisión estaba sólo estaba al alcance de unos pocos; cuando las facturas se hacían en pesetas con máquina de escribir y los planos se dibujaban a mano.

Dionisio había construido en San Sebastián un bloque de viviendas protegidas. Hoy las llamaríamos de “protección oficial”. Tenía un grave problema.

Dos veces al día, se le inundaban los locales comerciales que estaban en el sótano del edificio. Así, no podía venderlos. El bloque de viviendas ocupa toda una manzana. Calcula.

Esas casas están junto al río.

Y el saneamiento del edificio lo resolvió de la forma lógica y natural en aquellos días: mediante un tubo que hacía recorrido del inmueble al río.

Pero (siempre hay un pero), surgió un problema

En San Sebastián el río ya se ha transformado en ría, lo que quiere decir que su nivel sube y baja con la marea.

Por eso, con las mareas vivas, dos veces al día, el agua hacía el recorrido inverso y terminaba inundando los bajos comerciales del edificio.

Dionisio tenía claro que no debía condenar las arquetas (un tío listo) y fue a él al que se le ocurrió la idea de transformar unas tapas de arqueta convencionales en unas tapas de arqueta herméticas. ¿Cómo? Poniendo una junta de goma entre la tapa y el marco y apretando con unos tornillos.

Tenía la idea.Ya solo le faltaba materializarla.

Tenía que buscar un modelista.

El modelista es un profesional que elabora una herramienta, el modelo de fundición, con el que las fundiciones preparan los moldes. Aquí me podría extender más e introducir muchos matices, pero no quiero distraerte de la historia.

Aquel constructor cayó en el taller de modelos que Manuel Corral tenía junto con un socio —como podía haber caído en cualquier otro— y fue Manuel el que asumió el proyecto —como podía haber sido su socio—.

Manuel resolvió el problema con éxito.

Dionisio volvió a sonreir.

Otros constructores con problemas similares le fueron encontrando utilidad a aquellas “tapas herméticas”. Tanto, que para Manuel y su socio se acabaron convirtiendo en una actividad complementaria a la realización de los modelos de fundición.

Pasado el tiempo, la relación entre los socios se estropeó y se separaron.

Tras un periodo de reflexión, y una larga enfermedad, en 1977 Manuel decide crear su propio taller de modelos de fundición y rediseña, mejorando, la tapa hermética que él mismo había creado y que su socio seguía vendiendo.

Así es como nacen las tapas Maco

Supongo que ya te has dado cuenta, pero “Maco” viene de juntar las primeras sílabas de “Manuel Corral”. Era un excelente profesional, pero hay que reconocer que lo de la creatividad publicitaria no era lo suyo. Eso también lo hemos heredado.

Desde entonces, hemos transformado la vida de muchas personas. Como la de Roberto.

Roberto hizo obra en el bajo de su vivienda para convertirlo en un lugar en el que reunirse con la familia.

No lo pudo estrenar. Ni tan siquiera podía bajar al sótano.

El hedor que manaba de las arquetas hacía que se marease.

Hoy, después de haber instalado nuestras tapas de arqueta estanca, vuelve volver a reunir a su familia en casa para celebrar las fechas señaladas.

Si dudas de si una tapa de arqueta estanca va a eliminar ese olor a alcantarilla o si va a impedir que te entre agua cada vez que llueve fuerte. Descárgate la guía:

“¿Qué es una tapa de arqueta estanca?”

Descarga la guía

"*" señala los campos obligatorios

Manuel nos dejó una lección

“Hacerlo bien cuesta lo mismo que hacerlo mal.
Entonces… ¿para qué vas a hacerlo mal?

Por eso nuestro sistema de gestión está certificado bajo la norma ISO 9001.

¿Esto quiere decir que somos muy buenos?

No, en absoluto.

Quiere decir que vamos a hacer siempre las cosas igual de bien o igual de mal.

Hay quien opina que las hacemos muy bien.

Pero es posible que a ti te parezca insuficiente. O excesivo.

El certificado ISO 9001 garantiza que vas a recibir la misma calidad de producto y de servicio.

Los auditores del sistema de gestión de calidad insisten en que la política de calidad debe de estar publicada en la web.

La encontrarás aquí.

De todas formas, te aseguro que los mensajes que reciben los que suscriben a nuestra lista de correo son mucho más interesantes.

Te puedes apuntar aquí:

Descarga la guía

"*" señala los campos obligatorios